Regurgitación y vómitos del lactante

Regurgitación y vómitos del lactante. Ya que hemos ido hablando de la alimentación de los pequeñitos, vamos a hablar de algunas alteraciones comunes que se dan, y darles así explicación.

El acto alimentario tienen una gran importancia en la relación socioafectiva del niñ@, parece evidente que cada vez que éste sufra, se encuentre ansioso o tenga cualquier tipo de conflicto, se manifieste en el momento de la comida.

Debido a que los trastornos o alteraciones en la alimentación en los niñ@s es uno de los temas que mas preocupan a los papis,vamos a hablar de la diferencia entre regurgitacion y vomito.

Regurgitación y vómitos del lactante

La regurgitacion es característico de los lactantes y es una expulsión de un poco de leche, generalmente después de las comidas. La leche puede salir de golpe o ir saliendo poco a poco, es como si el estomago no se cerrase bien y dejara salir leche que sobra. La regurgitacion desaparece con la maduración del sistema digestivo del bebé. Normalmente, con un Masaje Infantil bien realizado, estimulamos la maduración del sistema digestivo y conseguimos paliar esta alteración de una manera natural y lo mejor de todo, los mismos papás pueden hacerlo y comprobar los múltiples beneficios que consiguen con ese acto de amor y cariño hacia sus bebés.

Por otro lado, el vomito consiste en la expulsión mas o menos brusca de una cantidad importante de alimento. Es posible que los bebés vomiten de manera esporádica, después de mamar o pasado un rato. Si el pequeñ@ se encuentra bien y aumenta de peso como le corresponde no existe motivo de preocupación.

¿Cómo podemos evitar en lo posible estos vómitos?  Debemos procurar que el bebé no trague aire mientras come y tenemos que procurar que eructe al finalizar la toma. Después de su toma tenemos que colocarle con la cabeza y el tronco un poco elevados, evitar zarandearlo y observar que nada el oprima el vientre.

La mayoría de los vómitos infantiles son producto de errores alimentarios: puede ser una sobrealimentacion, o un error en la preparación de las leches adaptadas y en menor medida, subalimentacion. En estos casos podemos solucionarlo corrigiendo la manera de la alimentación.

¿Cuándo preocuparnos? Cuando los vómitos sean abundantes y repetidos, acompañados de una perdida de peso o de una alteración del estado general, dado que pueden ser señal de una enfermedad subyacente. Que puede ser una alergia o intolerancia.

En el próximo post identificaremos que es una intolerancia y las alergias alimentarias.

Comments are closed.